Información

Lasaña de espinacas con dos truchas: la receta deliciosa


Gratinada y deliciosa, esta receta de lasaña de espinacas con dos truchas también es fácil de hacer.

Ingredientes para 4 personas:

  • 600 g de filetes de trucha marina
  • 1 chalote
  • 1 cebolla
  • 3 tomates
  • 80 g de mantequilla
  • 10 cl de vino blanco
  • 400 g de espinacas frescas
  • 10 láminas de lasaña
  • 200 g de lonchas de trucha ahumada
  • 25 cl de nata líquida
  • 20 cl de nata espesa
  • 100 g de Emmental rallado
  • Sal pimienta

Lasaña de espinacas con dos truchas

- Pelar, lavar y picar la chalota y la cebolla.

- Cortar las duelas de trucha en cubos.

- Lavar los tomates. Retire sus pedúnculos y córtelos en trozos.

- Derretir 40 g de mantequilla en una sartén, dorar la trucha. Agrega la chalota y la cebolla, cocina 3 minutos. Agrega los tomates a esta mezcla y vierte el vino blanco. Temporada. Cocine a fuego lento 10 minutos.

- Pelar y lavar las espinacas (quitar las hojas dañadas). Escúrrelos.

Cocínelos durante 4 minutos en 30 g de mantequilla. Retire el exceso de agua.

Precalentar el horno a 200 ° C (th.7).

- Cuece las láminas de lasaña durante 5 minutos en agua hirviendo con sal con sal gruesa. Refresca en agua helada.

- Unte con mantequilla un plato para gratinar, coloque una capa de láminas de lasaña en la parte inferior. Distribuya la mitad del contenido de la sartén. Agrega una capa de espinacas. Cubrir con rodajas de trucha ahumada y verter la nata líquida previamente condimentada. Repetir una vez la operación con el resto de ingredientes, terminando con una capa de lasaña. Cubra con crema espesa. Espolvorea con emmental.

Hornea y cocina por 20 minutos hasta que el queso se dore.

Lea también: beneficios para la salud y virtudes de la espinaca

BBA del chef

- Puedes incorporar conchas marinas al contenido de la sartén.

- La acedera se puede utilizar como sustituto de la espinaca.

LADO DE BODEGA:

Aquí hay un plato sencillo en su preparación pero rico en sensaciones que combina la firmeza y sequedad de la pulpa de la trucha con la suavidad y dulzura de lasaña y nata. La acidez del tomate, las notas vegetales del mismo y de la espinaca, el carácter lácteo del Emmenthal, el ahumado del pescado aportan contraste y complejidad. Este tipo de platos permiten muchos maridajes según los gustos y el estilo que se busca realzar. Un rosado de la Provenza será discreto y resaltará todo el plato, pero podemos elegir un Borgoña blanco de las Côtes de Beaune, como un Saint Romain o un Saint Aubin, por sus notas mantecosas y su redondez para acentuar estos caracteres. Al contrario, con un Pouillly-Fumé, que por sus notas minerales y su acidez evitará una posible pesadez del plato, aportaremos frescura reforzando las notas ahumadas y vegetales del plato. Para los fanáticos del vino tinto, podemos probar una suave cuvée de Burdeos por sus discretas notas lácteas y vegetales.

Sr. Chassin

Receta: T. Bryone, Foto: C. Herlédan


Vídeo: Lasagna Don Vittorio (Junio 2021).